martes, 12 de enero de 2010

No te arrimes


"Te estás convirtiendo en una persona adulta"
me dice mi familia. Quizás. Pero bueno, no sé si existe convertirse en algo, y menos en "una persona adulta". Y tampoco sé si existe madurar. Porque no sé si madurar significa darle más importancia a los sentimientos o menos. Si dejarse llevar, o ser más estable. En teoría nos enseñan a que debe ser lo segundo, madurar significa estabilidad y coherencia...incluso frialdad. Si eso significa madurar yo no estoy madurando. Me gusta madurar como lo estoy haciendo.

Jodiendo todo, perdonando, volviendo a besarse, confundiendo y mezclando, volver a joderlo todo y no saber ni quién eres, ni a quién quieres. Crearte mundos irreales, soñar cada noche con un chico diferente para restarle importancia a uno en concreto. Sentir después del momento en el que debías haber sentido, justo cuando no tiene sentido, porque así nunca podrás decir que lo intentaste y se jodió. Y vivir con "lo que pudo haber sido" es a veces más fácil que saber que no funcionó.


Meripeih Harper


1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar